Todo por una receta de pan

En Requetepueblo están en elecciones y el intendente Vicente Vaca está buscando la reelección, pero aunque se presenta como un hombre honesto y que piensa en la gente, aunque la realidad está alejada de esta imagen, porque Vicente no es más que otro político corrupto que se quiere beneficiar del pueblo.

Requetepueblo es como cualquier localidad, tiene sus políticos, los que apoyan a los políticos (administrativos y personal que los sigue, como Tobías), también está el repartidor de leche (Ramón), la señora mayor (Doña Elvira) que todo lo sabe y se mete en todo, los artistas (Laurel) con su circo ambulante y hasta tienen una maestra recién llegada, Florentina. El problema es que este pueblo no tiene escuela y mire usted que bastantes colaboraciones ha pedido en alcalde a la población, pero de construcción nada de nada.

Lo que no tiene este pueblo es una panadería, porque el panadero era el actual alcalde, pero como perdió la receta – o más bien se la robaron – se dedicó a la política. Pero no crean que en el pueblo no se come pan, todo lo contrario, y ahí es donde está el misterio de esta historia, porque todos los días los habitantes de Requetepueblo reciben un suculento pan aunque nadie sabe quién lo elabora y eso hace que Vaca pierda la paciencia, porque la gente quiere que este misterioso benefactor sea el intendente.

Y como no hay escuela, la nueva maestra deberá buscar un lugar para acondicionarlo y dar sus clases, aunque ese lugar sea un viejo molino donde se dice hay un monstruo. Pero resulta que el lugar es el escondite de Pantaleón Panedolche, el que robó la receta a Vicente Vaca, y que ahora reparte panes a todos los habitantes del pueblo.

El final de la historia, con el enfrentamiento de Vaca y Panedolche en un combate de panaderos y el resultado de la elección en Requetepueblo no se los pienso contar… no soy aficionado a los spoiler (echar a perder o arruinar) así que lo mejor es que ustedes vean esta obra de teatro de Mónica Arrech y Cecilia Martin, que recientemente estrenó el Grupo MATE.

Lo único que puedo adelantar es que si la receta del pan no se hubiera extraviado, Vaca no sería intendente y el pueblo tendría menos problemas, o eso es lo que uno podría pensar.

La obra que se titula Requetepueblo es una comedia infantil que cuenta con las actuaciones de Valentín Retamozo (Vicente Vaca), Tamara Sequeira (Pantaleón Panedolche), Guillermo Ajalla (Tobías),  Laila Barrientos (Florentina), Wara Ávila (Doña Elvira), Álvaro Paredes (Don Ramón) y  Melina Camargo (Laurel),  todos bajo la dirección de Vanesa Vásquez.

El Grupo MATE (que en el programa de mano se identifica como Más Arte Teatral Escénico y en su facebook como Muestra Artística Teatral Emocional) surgió en la localidad de Perico – Jujuy – luego de un taller de teatro para participar en un encuentro de jóvenes de Teatro Popular, organizado por el Instituto Nacional de Teatro (INT). Ellos retoman esta obra que ya la habían trabajado en el 2011/12 y con la presentación en el Teatro Estación Perico dieron inicio formal a este espectáculo que cuenta además con  Ariel Flores en la técnica de luces y sonido.

Aunque es un grupo que está naciendo, y que esperamos pueda seguir adelante con sus proyectos y más funciones de Requetepueblo, se ve que hay interés en estos jóvenes por seguir en el mundo teatral, pero eso no quita que deban mejorar aún más en su formación, porque la mayoría de ellos tiene problemas de dicción y de proyección de voz, más  allá del permanente tema que siempre destaco que es el de la voz del personaje, que ahí las falta bastante camino.

Otro aspecto que deben tomar en cuenta, y esto va con quienes manejan el Teatro es cuidar a los espectadores, porque no se puede permitir que la hora de inicio de la función sea a las 19 horas y hayan dado sala a las 19:30 teniendo al público de pie, haciendo una larga fila, con calor y sin sillas donde esperar. Uno entiende que hay un margen de espera, pero 30 minutos es como demasiado.

También es importante que quienes van al teatro como espectadores, principalmente cuando son familiares de los actores, entiendan que tomar fotografías con flash encandila y rompe la concentración de quienes están en el escenario, así que deberían tomar fotografías sin molestar a los actores y al resto del público, así estamos favoreciendo el espectáculo.

Que los jóvenes en la actualidad estén interesados en participar del mundo teatral y crean que esta puede ser una opción de vida es importante. Estas iniciativas se  deben impulsar y apoyar porque al igual que en el caso del deporte, quienes hacen cultura se están alejando de las malas compañías y llegarán a ser mejores ciudadanos, así que ojalá el Grupo MATE siga por la senda del teatro, trabajando con esfuerzo, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *