Performance en libro y acción para la formación jujeña

El teatro por su condición de ser un acto en vivo, generalmente no queda documentado, a menos que uno grabe la representación aunque no es lo mismo y muchas veces se pierde la historia de la creación del arte escénico, quedando escondido entre legajos de hojas diseminadas en inmensas bibliotecas o hemerotecas.

Pero resulta que en el caso de las performance es peor la situación, ya que por su mismo concepto son actuaciones efímeras, que se nutren mucho de la improvisación y que se adaptan al lugar donde se realiza, por lo que la documentación es más remota aún.

Por eso, que la instalación teatral realizada por Maricel Álvarez en Buenos Aires, en Espacio de Arte de la Fundación OSDE en abril de 2013, haya terminado generando un producto editorial es un acierto y una manera de dejar un registro gráfico de un hecho sublime como creación pero de corta vida.  Por eso es que desde el 2014 vengo documentando – al menos en parte –lo que en materia teatral se hace en aquella localidad o país donde viva… Ya sea en México (Mirada Teatral 2014) o en Jujuy (Mirada Teatral 2015 y Mirada Teatral 2016).

En Jujuy estuvo esta artista del performance – invitada por el Colectivo Teatro en cogestión de Ulmus, – para presentar su libro “Yo tenía un alma buena (fragmentos de un relato mutilado)” que recoge momentos de la instalación, junto a  los conceptos que intervinieron en la creación del espectáculo y el texto completo de Santiago Loza que se utilizó. Adicionalmente, el libro contiene colaboraciones de Edgardo Cozarinsky, Teresa Riccardi y Emilio García Wehbi.

Al hacer la presentación del libro  – en el Centro de Arte Joven Andino (CAJA) – ella leyó parte del texto creado por Loza y mostró el video que acompañaba la instalación. Luego explicó que mediante diferentes soportes (videos, registros sonoros, actuación y texto), la performance escenifica la idea de doble: un doble que está presente en la escena, pero que simultáneamente se diluye y transita diferentes estados. El libro ya editado no está a la venta, pero lo pusieron a la disposición del público de forma gratuita en formato digital.

Pero esta presentación y representación de un fragmento del performance fueron  solo una de las varias actividades que hizo Maricel en Jujuy, pues la intención era participar también del programa de Diseminaciones Inseminaciones – juro que en próximos artículos escribiré de ellos – dictando un Seminario Intensivo de Entrenamiento y Creación que estuvo orientado “a trabajar las variables formales, técnicas y conceptuales que utiliza el actor/ performer/ creador en su devenir escénico y a generar un espacio de reflexión e investigación escénica de los materiales utilizados que permita la apertura hacia una poética personal de los participantes”.

El seminario, realizado en Casa de las Culturas de la Universidad Nacional de Jujuy,   reunió a un nutrido número de artistas de diversas disciplinas, al menos el primer día que fue en el que estuve, interesados en conocer sobre la intersección del teatro, la performance, la danza y las artes visuales, para crear un espectáculo. Se hizo trabajo con el Cuerpo y también trabajaron con material Textual.

El curriculum de esta artista argentina incluye una carrera como actriz de cine y teatro, además de profesora y coreógrafa. Protagonizó la película Biutiful, 2010, del director mexicano Alejandro González Iñárritu, junto a Javier Bardem . Además ha trabajado en óperas contemporáneas Sin voces, Cuerpos viles: museo de la morgue judicial, Los murmullos, Hamlet, Woyzeck, Bambiland, Dolor exquisito, Heldenplatz, El matadero, Ifigenia en Áulide, Prometeo olvidado, Luces de bohemia o The Mask of the Medusa. Entre estas obras destacan directores como Emilio García Wehbi, Rubén Szhuchmacher, Laura Yusem, Villanueva Cosse o Laura Yusem.

Como coreógrafa o codirectora ha trabajado en obras como Red Lights for Dr. Faustus, Moby Dick oder der Weisse Wal, Chacales y árabes, El matadero.5: Aullido y El matadero.6: Ciudad Juárez.1, por eso se explica que hubiera tanto interés de los artistas jujeños en participar en este seminario, que realmente valía la pena no solo por el ejercicio y entrenamiento que pudiera ofrecer Maricel, que ya de por sí es importante, sino por el conocimiento y roce que ella ha tenido a lo largo de su carrea y que también pesa  a la hora de transmitir formación.

Otra de las actividades desarrolladas por la artista en Jujuy fue una charla abierta en la Escuela de teatro “Tito Guerra”, para que los artistas en formación tengan contacto con los docentes que nos visitan. Estas charlas las realizan siempre que El Colectivo trae a algún profesional del teatro o de las artes a Jujuy.

El 2017 viene con mucha actividad de capacitación, lo que en una Provincia como Jujuy que está en constante crecimiento en materia de artes escénicas, es importante porque como menciona Mónica Yuste este año está prevista la realización  de 19 festivales en la segunda parte del año, por lo que es necesario estar actualizados en materia como el manejo del cuerpo, la dramaturgia, la voz, la iluminación, el diseño escenográfico y estas áreas están siendo atendidas con seminarios organizados no solo por El Colectivo teatro sino por otras gestores culturales que ven en la educación una herramienta de perfeccionamiento y de posibilidades de mejoría que al final, como siempre lo digo, es el público el que saldrá ganando, porque podrá ver y asistir a eventos escénicos de mayor calidad, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *