Lisa con el teatro se libera de sus fotos

en

Hacer teatro tiene muchos beneficios, como por ejemplo vencer la timidez, mejora las habilidades psicomotrices, enseñarnos a hablar en público, mejora las relaciones sociales, volver a jugar, entre otros aspectos positivos, pero yo destacaría que refuerza la autoestima y es liberador. Veamos por qué.

Tomemos como ejemplo a Lisa, no es una belleza – pero tiene lo suyo – acaba de terminar con Iván, que eso siempre supone un estado emocional bajo y a veces que lleva a la depresión. ¿Verdad que algunas veces han estado así? Y entonces ¿qué haríamos? o mejor aún ¿qué hace Lisa para salir de este estado?  Ella decide liberarse y contarle a todos sus desventuras – también momentos buenos – con el ahora ex amor.

Pero como tampoco es cosa de estar contándole al que se le cruce en la calle sobre sus desavenencias amorosas, Lisa se entera – por intermedio del técnico de luces de un teatro, que es su vecino – que están haciendo audiciones para Romeo y Julieta, así que ella va y se presenta para el papel principal.

¿Qué ya lisa no está en edad de parecer una niña de 14 años? Y que importa, si una de la maravillas del teatro es poder  imaginar, soñar, probarse mediante la transformación en otro ser.

Por ello, Lisa apoyándose en una maleta  con fotos de su relación con Iván – para entrar en personaje – aprovecha la posibilidad de esta audición para liberarse y reforzar su autoestima reviviendo esa rutina que fue la relación amorosa: los momentos iniciales del noviazgo, el vivir juntos, los detalles tontos, para pasar a lo que fue separando a la pareja, las inquietudes, los desconsuelos, los detalles que ya no eran insignificantes, que llevaron a la ruptura.

Lisa busca que esta audición teatral la ayude a eliminar sus barreras personales y por eso se vale de este espacio para poder ser libre, y dejar de lado las estructuras marcadas por la sociedad.

Al final, Lisa logra su momento y ahora sí puede interpretar a Julieta – o  a la madre-  en la audición, aunque eso poco le importa ya, porque logró su cometido, que no era otro que deshacerse – con drama y el humor – de los recuerdos de ese amor pasado, separándose de una vez de esas fotografías de su vida, de su vida con Iván, para poder continuar con sus existencia.

Lisa es  Belén Mercado, quien interpretó el texto escrito por Ariel Farace en el Teatro El Pasillo de Jujuy, con la dirección de Flavia Rodríguez, quien eligió este unipersonal como su primera experiencia en la dirección, “dentro de la materia que dicta Rafael Nofal en la Licenciatura de Teatro de la UNT. Luego, la propuesta se independizó y se profesionalizó por fuera de las exigencias de la cátedra”, según entrevista publicada en en lagaceta.com.ar.

Mercado luce fresca en su interpretación, se siente que es Lisa contando su experiencia de vida con Iván – quien nunca aparece en escena, salvo en fotos – y se mueve con soltura en el escenario, creando situaciones de comicidad en sus actuaciones.

La dirección es sencilla, apoyando todos los movimientos de la actriz para que el texto se luzca con una buena interpretación. Al final, llegado el momento de interpretar a Julieta, la escena se torna roja, intensa, ella con un vestido largo rojo, que más que a la enamorada de Romeo, parece que hará la audición para un personaje de Lorca, de esos que son trágicos y eso se ve en la expresión de Mercado, pero realmente es lo que menos importa, porque en este caso no es el final lo que interesa, sino cómo llegó Lisa a superar sus frustraciones amorosas, sin llegar al extremo de Julieta.

El teatro nos permite la posibilidad de irnos aceptando como somos en la vida real,  muchas veces haciendo las paces con nosotros mismos, por eso, en algún momento de nuestras vidas deberíamos acercarnos al teatro, experimentarlo desde el escenario y – si eso no resulta – siempre quedará la posibilidad de ser un espectador que desde las butacas nos podemos solidarizar y hacer nuestros aquello personajes que vemos interpretados por otros, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *