Vamos que los jóvenes nos hablan desde el teatro

Para nadie es un secreto – o no debería serlo a esta altura del siglo XXI –  que el teatro se ha transformado en una herramienta fundamental para expresarnos y lograr la socialización, principalmente en los adolescentes, porque les permite conocerse más íntimamente.

Personajes de Alicia en el País de las Maravillas condujeron la inauguración de Vamos que Venimos NOA

Con esta noción, el sistema educativo considera – aunque tal vez no lo apoyen directamente – que las artes escénicas pueden ser un elemento que influya en el desarrollo de la autoestima de nuestros hijos.

La afirmación anterior queda de manifiesto con las declaraciones de Elena Arambarri, directora del grupo de teatro de una de las casa de la cultura de la república Vasca, quien considera que crear un grupo para adolescentes, de entre 12 y 15 años,  les permite aprender a desinhibirse, a comunicarse, a perder el miedo a hablar en público y a ponerse en el lugar de los demás.

¿Y ahora qué hacemos? – Escuela Provincial de Teatro Tito Guerra – San Salvador de Jujuy

En el ámbito argentino, en el 2009 nació el Festival Mundial de Teatro Adolescente, Vamos que Venimos,  un “espacio creado con la intención de generar un intercambio entre jóvenes de diferentes realidades, ciudades, provincias y países. Y que a su vez, éstos, tengan la posibilidad de ampliar su formación teatral o dar sus primeros pasos al encontrarse con este mundo nuevo tan libre de etiquetas y que precisa a la par, desarrollar la responsabilidad que luego los acompañarán en el mundo adulto. Es por esto que desde el año 2009, la Comisión Organizadora, junto con jóvenes que la acompañan, construye año a año un esqueleto de lo que luego será completado e impulsado por los adolescentes que se acerquen y le den vida”.

Taller de Expresión Aérea, dirigido por Luisina Estrada – Jujuy – Inauguración Vamos que Venimos NOA

En el 2016 Jujuy estuvo presente con la creación colectiva “El Familiar” una obra de teatro representada por estudiantes del Colegio Secundario de Arte Nº 42 (Alto Comedero). Era la 8º edición del Festival Vamos que Venimos en Buenos Aires.

Esa experiencia generó en  Saturnino Peñalba, Franco Paredes, Tania Quipildor,  Gustavo Ramírez y Fabio Sánchez (profesores del secundario) el interés por replicar esa experiencia en suelo Jujeño. Lo que nació como el sueño de los docentes y alumnos, terminó llamándose Vamos que Venimos NOA, festival de teatro adolescente, que se llevó a cabo en diferentes sedes de la Provincia, ya no solo contando con el apoyo de los organizadores iniciales, sino con el del Gobierno de Jujuy y las autoridades de San Salvador, Perico, Palpalá  y  El Carmen.

Desde Adentro – grupo Los Hijos de Yerma – Santiago del Estero

En total fueron 5 días (del 8 al 12 de agosto) en que adolescentes de secundarios de San Salvador de Jujuy – no solo los del secu 42 sino del Colegio José Hernández, escuela de Teatro Tito Guerra, Escuela de actuación La Rosa Teatro – intercambiaron experiencias con sus pares de Santiago del Estero – que vino con una variada programación de obras – Catamarca y con zonas de Jujuy como San Pedro, Cochinoca, Yavi y Humahuaca.

Amarte – Escuela Provincial de Teatro Tito Guerra – Jujuy

Además de las distintas obras de teatro, se realizaron talleres para los adolescentes sobre técnicas de actuación, expresión corporal, creación de personajes, a la par de paneles de intercambios que dieron a los adolescentes la posibilidad de dialogar entre ellos sobre sus procesos creativos y la temática que desarrollaron en cada montaje.

Desde Adentro – Colegio José Hernández – San Salvador de Jujuy

Desde el momento de la inauguración del Festival se vio que el apoyo de los organizadores de Vamos que Venimos Buenos Aires era de acompañamiento, porque todo el desarrollo logístico y operativo estaba a cargo de los jóvenes jujeños, quienes se movieron solucionando problemas naturales que se presentan en todo evento que implique movilización de personas y – además – generaron una respuesta masiva del público – que no es poco y que muchos grupos independientes de teatro de Jujuy quisieran tener en sus espectáculos – porque funcionó una de las premisas de las actividades para adolescentes:  asistió el público más cercano, el conformado por los familiares, los docentes, los amigos del colegio, y ese público cumplió a cabalidad lo que se esperaba de ellos: que acompañaran a sus hijos y sus amigos, mientras veían teatro – para más de uno por primera vez – lo que es ya una batalla ganada para lograr más espectadores para las artes escénicas.

Diez a la Cien – Grupo ZanJorge – Santiago del Estero

Vamos que Venimos NOA fue un evento donde los adolescentes llevaron el protagonismo, dentro y fuera de escena, creando un espacio de encuentro, con la magia necesaria para que los adultos entiendan desde la escena lo que sus hijos, sobrinos, nietos y otros parientes están pensando, sintiendo y teniendo como preocupaciones de vida.

Como parte del jurado encargado de ofrecer devoluciones en cada una de las casi doce funciones presentadas, siempre resaltábamos el trabajo en grupo que se veía en cada producción – más allá de algunos comentarios sobre estéticas o técnicas teatrales – los chicos recibían de miembros de la comunidad teatral de Jujuy comentarios buscando estimular esas ganas de seguir haciendo teatro.

Otros Rondan las Nieblas – Grupo Los Rostros del Apagón – San Pedro Jujuy

El manifiesto de los actores adolescentes del Vamos que Venimos del 2015 señalaba que:

  •     Los jóvenes queremos ser escuchados.
  •     A los que educan y comunican les queremos preguntar: ¿qué pasaría si construimos desde otro lado?
  •     Si dejamos fuera los prejuicios;
  •     Si enseñamos horizontalmente;
  •     Si abrimos la mirada y apuntamos más allá del horizonte;
  •     Si generamos espacios de unión y oportunidades;
  •     Si nos permitimos equivocarnos en paz;
  •     Si construimos a partir de amar y no de las diferencias.

Con estas reflexiones queda en evidencia que los adolescentes tienen cosas que decir y si vemos las temáticas impulsadas desde la escena, el desmembramiento familiar, la violencia generalizada, la necesidad ser escuchados para buscar soluciones a los conflictos como bullying, o el amor entendido desde la adolescencia son campanadas que los adultos deben no solo escuchar sino tomar acciones – con ellos – para que esta no sea una generación perdida, dejada al cuidado de las redes sociales o de las compañías que pueden ser perjudiciales.

Requetepueblo – Grupo Mate – Perico Jujuy

En  resumen, la adolescencia es una etapa donde las discusiones y los reclamos porque “nadie me entiende” son parte de la cotidianidad, así que el teatro puede ser un vehículo para canalizar energía de sus hijos hacia temas como el arte y el conocimiento de ellos mismos.

¿Te duele? – Colegio Secundario #13 – Cochinoca Jujuy

Se sembró una semilla en Jujuy para que los adolescentes tengan herramientas para expresarse y canalizar sus pensamientos, así que aplaudimos esta iniciativa y esperamos que en el 2018 sean más los estudiantes de secundaria que se sumen y expongan desde el escenario todo lo que a veces no saben cómo decir a sus padres y a la sociedad en general, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *