China ha fabricado un superordenador que emplea la inteligencia artificial y que permite hacer diagnósticos de numerosas enfermedades con alta precisión.

Según la agencia Xinhua, la nueva computadora analiza los síntomas de un paciente y es capaz de detectar varios tipos de trastornos, desde agotamiento nervioso hasta enfermedades infecciosas.

Además del rápido funcionamiento y una certeza casi absoluta a la hora de determinar enfermedades sobre la base de una historia clínica y los resultados del análisis, el sistema ofrece elegir el esquema de tratamiento más adecuado.

Durante las pruebas se reveló que los diagnósticos de la computadora son  20% más precisos que los de un médico verdadero. Los científicos chinos estiman que el programa permitirá elevar considerablemente la calidad de los servicios médicos.

Los productores del ordenador están seguros, a su vez, de que el aparato será de ayuda para las instituciones médicas en las regiones más pobres del país.

LaRed.com.ve

 

Comparte esta publicación