Lecciones del astronauta mexicano José Hernández (… y II)

El astronauta mexicano José Hernández Moreno continuó su relato en el Simposium Internacional de la Energía SIEC 2017.

El astronauta de origen mexicano José Hernández, especialista en misiones espaciales de la NASA plasmó las huellas de sus manos en el Paseo de las Luminarias de Plaza de las Estrellas. NOTIMEX/FOTO/CORTESÍA/COR/ACE/

“Yo creo que mi papá vio la determinación de un niño de diez años, que lo que me dijo después, fue lo que me impactó más y es lo que guardo hasta la fecha como un buen ejemplo de consejos que uno debe seguir.

“Se me quedó viendo y me dijo, ‘Yo creo que sí puedes lograrlo, ser astronauta, pero si quieres lograrlo, tienes que seguir estos cinco pasos. Una receta de cinco ingredientes que te voy a regalar que, si la sigues al pie de la letra, yo como tu padre, te prometo que llegas a tu meta’.

“En ese momento yo me convierto en una esponja. Listo para absorber todo lo que mi papá me va a decir. ‘

A ver, dígame papá.’ Me dijo: ‘Primero, define lo que tú quieres ser en la vida. ¿Qué quieres que sea de ti cuando seas grande?’

“Yo grité y dije: ‘¡Pues astronauta!’ Acá entre nos, dije, ‘uno de cinco, ya casi estoy ahí’.

“‘Segundo’, me dice, ’reconoce qué tan lejos estás de tu meta actualmente.’

Y yo viendo, estábamos en la cocina, vivíamos en una casita, dos recámaras, viejita, un baño, rentada.

“Y yo viendo la cocina dije: ‘Ay papá, no se vaya a enojar, pero más lejos no podemos estar.’ Yo dije, ahorita viene el coscorrón. No, le dio risa, le causo gracia.

“Dijo: ‘Qué bueno que lo reconoces hijo, porque el tercer ingrediente, es que tienes que crear una ruta, un mapa, desde donde estás, obviamente por tus comentarios, lo sabes, a donde quieres llegar, porque eso te va a guiar en la vida, te va a mantener enfocado en tu meta.’

“Dije ‘¿Cuál es el cuarto papá?’ ‘La educación y la preparación. No hay sustituto para una buena educación y tienes que tener una carrera.’

“Dice, ‘Quinto, igual de importante, apunta hacia afuera. ¿Sabes tú el esfuerzo que pones, sábados y domingos, siete días a la semana, los veranos, en la pizca, del pepino, de la cereza, del durazno, la pera, de la cebolla, de la uva? ¿Sabes ese esfuerzo que pones tú hijo?’

“Le digo, ‘Sí papá’. Apunta mis libros en la mesa ‘Los pones aquí, ese esfuerzo, esa ética de trabajo, ponla aquí. Y cuando te recibas y trabajes, pon tu trabajo.’

“Y cierra con esto, ‘siempre entrega más de lo que la gente espera de ti’.

‘Si haces eso mijo, esa es la receta para que puedas llegar a ser lo que tú quieras. Yo te lo prometo.’

“Yo me acosté tan contento porque dije, ‘Guau, mis papás piensan que puedo ser astronauta, así que voy a serlo.

“Y me puse a estudiar, hice todo lo que tenía que hacer para lograrlo, mi escuela, mis estudios, mi carrera, el posgrado. Empecé a trabajar en el departamento de energía…” manifestó.

Sofía Salinas

@Sofíasi2010

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *