Hoy en día todos tenemos en nuestras manos una cámara, sea de bolsillo, del celular o de mayor envergadura. Así que todos podemos ser fotógrafos, ahora hay que ver qué tipo de imágenes tomamos, porque como decía Henri Cartier-Bresson: “Tus primeras 10.000 fotografías son tu peores”.

No basta con tener una buena cámara de fotografías, este es tan solo un aditivo, una prolongación, lo que realmente es importante a la hora de tomar una buena imagen es recordar aquella frase de Alfred Eisenstaedt: “Lo más importante no es la cámara, sino el ojo”, por eso es importante leer, viajar, practicar, aprender, como lo hicieron quienes asistieron a los diversos talleres  que en Jujuy dictó el fotógrafo Martín Otero y que llevaron por nombre “Hiperfocal” que en el argot fotográfico significa “mínima distancia a la que se puede enfocar de modo que obtengamos nitidez total desde antes de ese punto” y parafraseando a Robert Capa, esto sería que “si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es porque no estás lo suficientemente cerca”.

Como no importa que 100 fotógrafos estén en el mismo lugar, a la misma hora y con el mismo equipo, porque siempre existirán imágenes distintas, en el Centro Cultural “Héctor Tizón” se inauguró la muestra “Alumbra 2017”, donde 10 alumnos de estos talleres ofrecieron 40 fotografías, 4 cada uno, para que el público pudiera apreciar lo que cada ojo captó en un momento dado a través de la cámara porque como menciona Antoine D´Agata: “Lo importante no es cómo el fotógrafo mira el mundo, sino su íntima relación con él.”

La muestra “Alumbra 2017” está integrada por fotografías de Elena Bardi,  Fiorella Navarro, Leandro Rúiz, Lucía Carabajal, Luis Nolasco, Mónica  Blanco, Rut Juárez, Sandra Valeriano, Sonia Cabezas Sotelo y Walter  Dorigatti.

Otero explicó que estos talleres buscaron que los participantes aprendieran diferentes técnicas  fotográficas y de edición: naturaleza,  estudio, macro, retrato, fotografía  callejera, edición en Photoshop, etc. Además, permite a los alumnos estar en el papel de expositor y mostrar al público todo el proceso que conlleva la experiencia fotográfica porque siempre “Hay dos personas en cada fotografía: el fotógrafo y el espectador”,  como lo decía Ansel Adams.

Esta muestra está en la Sala Azul del Centro Cultural Héctor Tizón de Jujuy y se puede apreciar hasta el 31 de diciembre.

Ahora que estos fotógrafos culminaron sus talleres y presentaron sus obras seguramente será mucho el camino que tiene por delante, no en  balde Ouka Leele  decía que  “Nadie escapa a la fascinación que produce la fotografía, es como una caja mágica” y una vez que nos acercamos a esa fascinación, nada debe interrumpir el viaje que nos espera con una cámara, no para tomar fotos, sino para hacerlas, como bien señalaba Ansel Adams, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación