Hay palabras que decimos para sustituir otras, o que simplemente las empleamos porque son cómodas y forman parte de nuestra zona de confort. O simplemente, las usamos y de acuerdo con el tono en que las digamos pueden significar otra cosa.

Una de estas palabras la utilizó Nadia Ruge, del grupo La Revuelta Teatro, en su trabajo de investigación escénica, dentro del marco del taller coordinado por Maricel Alvarez sobre Performance y que organizó en Jujuy El Colectivo Teatro en conjunto con Ulmus Gestión Cultural hace unos meses.

En la planta alta de la Casa de las Letras de Jujuy y como parte del lanzamiento del proyecto Archivo de Mujeres que hacen teatro en Jujuy, la actriz ofreció una breve performance donde la palabra protagonista fue Buenos días, un cliché que puede significar muchas cosas, como ella lo demostró, dependiendo del tono en que lo digamos, demostrando que a veces no es lo que se dice sino el cómo lo decimos lo que causa mayor efecto en las personas que nos escuchan.

A veces el trajín diario nos imposibilita la posibilidad de establecer un diálogo cordial o interesante con quienes nos rodean y simplemente recurrimos a los clichés para salir del paso y no entrar en “honduras” sobre nuestro estado de ánimo. Es que muchas veces preguntamos por cortesía cómo está el otro, pero en realidad pocas veces queremos realmente saber la verdad del otro.

Pareciera una comedia la performance de la actriz, pues toca un tema cotidiano y muchos se ven reflejados, pero en el subtexto hay un mensaje político, algo que es muy usual en el teatro que hace Ruge, como la utilización de carteles con frases fuertes, contundentes, con un mensaje claro, principalmente sobre la libertad, la preocupación por los detenidos, los desaparecidos y toda forma de opresión contra las personas.

En este caso en particular, la breve actuación finalizó con la actriz portando un cartel con la consigna de Libertad a Milagro, en clara referencia a Milagro Salas, quien ya tiene hace más de un año en prisión.

El performace formó parte del seminario que dictó Maricel Álvarez en Jujuy, denominado Seminario Intensivo de Entrenamiento y Creación que estuvo orientado “a trabajar las variables formales, técnicas y conceptuales que utiliza el actor/ performer/ creador en su devenir escénico y a generar un espacio de reflexión e investigación escénica de los materiales utilizados que permita la apertura hacia una poética personal de los participantes”. El producto de ese marco teórico es lo que ahora Nadia está presentando y que ojalá en el 2018 siga haciendo en diversos espacios, porque eso incentiva a otros talleristas para que concreten proyectos y los talleres que se ofrecen en la Provincia no se queden solo en la parte académica, porque hay muchas formas de hacer teatro independiente, no solamente en las salas de teatro o la calle, y poder expresarse en cualquier lugar es una manera de atraer público a las producciones, evitando así el cliché de la idea que el teatro de Jujuy solo es para espacios teatrales establecidos, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

 

Comparte esta publicación