11 razones para empezar a beber agua caliente

Todos sabemos que el agua es vida. Seguramente, en más de una ocasión has escuchado a los médicos decir que beber al menos 8 vasos de agua en el día es lo más saludable.

Sin embargo, muchas personas no tenemos conocimiento que el agua caliente tiene determinados beneficios que no podemos obtener al consumir agua fría. 

Por eso, aquí te contaremos cuáles son esas 11 razones para empezar a beber agua caliente frecuentemente.

  1. Alivia los síntomas del resfriado

Ingerir agua caliente es una buena idea para combatir los síntomas del resfriado: tos, dolor de garganta, congestión nasal, entre otros. Ayuda a disolver rápidamente la flema y disminuir el dolor.

  1. Calma dolores menstruales

Beber agua caliente ayuda a eliminar esos dolorosos cólicos menstruales, pero también causara un efecto relajante y calmante en los músculos abdominales. Incluso puede aliviar espasmos y calambres. Para esos dolores menstruales fuertes, se recomienda colocar una compresa de agua caliente en la zona afectada.

  1. Tiene efecto desintoxicante

¿Sabías que beber agua caliente ayuda a tu cuerpo a desintoxicarse? Esto es gracias a que la temperatura corporal suele subir y en consecuencia empezamos a sudar, lo cual ayuda a eliminar toxinas y limpiar de esta manera nuestro organismo. Si queremos mejores resultados, podemos agregar unas gotas de limón a la taza de agua caliente.

  1. Evita el envejecimiento prematuro

Para evitar envejecer rápidamente, debemos cuidar mucho nuestra piel. Una manera de hacerlo es bebiendo agua caliente, ya que esto ayuda a reparar nuestras células de la piel y hace posible que nuestra piel dañada, tienda a volverse más suave.

Otras técnicas como el agua de arroz como mascarilla también ayudan a rejuvenecer tu piel.

  1. Ayuda a combatir el acné

Un beneficio más para la piel. Tomar agua caliente ayuda a limpiar el cuerpo y extermina las infecciones relacionadas con el acné y espinillas. 

  1. Ayuda a tener el cabello saludable

Si quieres tener un cabello brillante y suave, deberás beber agua caliente más seguido. Al hacerlo, estamos energizando las terminaciones nerviosas en la raíz del cabello, promoviendo su actividad y dando como resultado un cabello con mucha vitalidad y visiblemente saludable.

  1. Combate la caspa

Cuando bebemos agua caliente, estamos ayudando a mantener el cuero cabelludo más hidratado, previniendo la resequedad y aparición de caspa. Pero si ya tienes problemas con la caspa, es mejor seguir un tratamiento brindado por algún especialista.

  1. Mejora la circulación de la sangre

Una taza de agua caliente beneficia nuestro sistema muscular y nervioso de una manera adecuada. Así mismo, recordemos que el agua caliente también ayuda a disolver la grasa, lo cual nos acerca más a mantener una vida realmente saludable.

  1. Ayuda a perder peso

Para acabar con esos kilos de más, la manera más recomendable es activando tu metabolismo muy temprano con un vaso de agua caliente y unas gotas de limón. De esta manera ayudaremos a disolver el tejido adiposo, es decir la grasa corporal de nuestro cuerpo.

La tecnología nos trae páginas como tengasalud.es para encontrar más información sobre perder peso y aplicaciones como MyFitnessPal para llevar el control de nuestras calorías.

  1. Ayuda con la digestión

Beber agua caliente es perfecto para la digestión. Diversos estudios han confirmado que tomar agua fría durante o después de los alimentos pueden solidificar los aceites de las comidas. Esto ocasiona a que se forme una pared de grasa en nuestros intestinos, y en el peor de los casos puede producir cáncer intestinal. Si en lugar de tomar agua fría como acostumbramos y empezamos a beber agua caliente, podemos evitar estos problemas. 

  1. Previene el estreñimiento

Profundizando el tema de la digestión, cabe mencionar que tomar agua caliente ayuda a regular nuestro sistema digestivo, así como también beneficia a que nuestras deposiciones sean más sanas y menos dolorosas. Mantenernos hidratados evita problemas crónicos de estreñimiento.

Es recomendable consumir un vaso de agua caliente o tibia por las mañanas con el estomago vacío.

 

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *