Consejos de la Fundéu para escribir sobre gastronomía

en

Comenzamos año, comenzamos ciclo.

Ya sé que han pasado varios días de enero, pero este es mi primer post del año.

Y quería comenzar con información útil, de esa que nos sirve a todos, tanto a los hosteleros que me leen como a los aficionados al comercio y bebercio.

Por eso me he sacado de la chistera un correo que recibí hace varias semanas de mi querida Fundéu dando algunos consejos de redacción sobre palabras relacionadas con gastronomía… En realidad son varios correos, es que estoy suscrita, me encanta todo lo relacionado con el lenguaje 🙂

Me encanta la Fundéu.

Entonces he pensado que sería una buena idea darte el compendio de lo que he reunido para que lo tengas todito aquí en este post sin tener que estar busca que te busca, genial ¿no?

Comienzo entonces con lo principal, esos extranjerismos -que cada vez usamos más-  que tienen su equivalente en español para que hagamos el esfuercito y dejemos de ser tan anglos, que tenemos un idioma bien bonito.

Extranjerismos gastro con equivalentes en español

Me gusta el castellano. Me parece precioso.

Por eso creo que nos pasamos con las palabras foráneas, no me voy a poner en plan purista cerrada porque creo que hay algunos vocablos que suenan y se explican mejor en otro idioma. Pero vamos, pienso que exageramos con los extranjerismos. En todos los ámbitos.

En gastronomía por ejemplo podríamos decir beicon en vez de bacon, cóctel en vez de cocktail, cuscús en vez de cous cous o cerveza artesanal en vez de craft beer, aunque esto último suene más cool (¿vez?, aquí no puedo evitarlo).

Igual con parrilla, saludable y perro (perrito) caliente; suenan bien en español en vez de grill, healthy y hot dog, ¿no te parece?

La lista sigue, te hago un copia y pega desde el correo de la fundación para que les eches un vistazo:

  •     Baguette: baguete.
  •     Beefsteak: bistec, bife
  •     Bowl: bol
  •     Buffet: bufé
  •     Burguer: hamburguesa (Lo confieso: uso mucho la palabra burguer por rapidez).
  •     Cake: bizcocho
  •     Crêpe: crep, crepa
  •     Fast food: comida rápida
  •     Fingers (de pollo): tiras (de pollo)
  •     Finger food: comida para picar, picoteo
  •     Flake: copo
  •     Foodie: comidista
  •     Green: verde
  •     Pancake: panqueque, tortita
  •     Pop corn: palomitas de maíz, cotufas, rosetas (y otras)…. Lo de cotufas es de mi tierra 😀
  •     Raw: crudo… Esta sinceramente, ni la conocía.
  •     Roast beef: rosbif
  •     Shaker: coctelera
  •     Street food: comida callejera
  •     Sommelier: sumiller
  •     Topping: ingrediente (adicional), extra, cobertura

A ver, he de decir que en el listado hay algunas sugerencias que a mí sinceramente no me cuadran del todo.

No es por nada, es simplemente que lo de “demostración culinaria” en vez de showcooking, aunque sé que es un extranjerismo, me parece, no sé, poco práctica.

Si estoy hablando de un evento al que voy como bloguera, es más rápido decir que asistiré a un showcooking y menos rebuscado a decir que asistiré a una demostración culinaria. Pero vamos, aquí entran los gustos.

Igual que comidista.

Mira que me gusta el portal de Iturriaga y compañía (tengo casi las mismas ganas de trabajar con ellos que con la Fundéu), pero llamar comidista a alguien aficionado a los placeres gastronómicos me suena sencillamente raro, muy raro. De todas maneras, foodie es una palabra que además de extranjera me suena un poco excluyente (no todo el mundo se considera foodie, pero sí aficionado a la comida), y mira que me ha tocado usarla en este blog porque no encontré otra palabra rápida para desglosar las categorías… En todo caso, con el tiempo se verá el uso que le demos.

Opino lo mismo respecto a muffin, la Fundéu aconseja usar magdalena grande. No señor, un muffin es una magdalena con no sé cuántos cachivaches encima, y pepitas y siropes de muchos sabores por dentro. No es lo mismo aunque la base coincida, entonces no se pueden llamar igual.

Y foodtruck, ya sé que suena muy gringo… pero es que ¡¿gastroneta?!, ¿no había otra opción?

Me van a quitar la suscripción del portal. Son solo unas pequeñas objeciones señores de la Fundéu 😀

 Los de y los con

Este apartado se refiere más bien a una aclaratoria, el uso que le damos en nuestro lenguaje diario está bien.

Probablemente alguna vez alguien te habrá dicho, o habrás escuchado, aquello de que en realidad pedir un vaso de agua no es correcto, o que una taza de café está mal porque la taza es de porcelana/cristal/metal y contiene café, pero no está hecha de café.

Bien, lo incorrecto es esa puntualización, lo dicen ellos:

“Aunque a primera vista puedan chocar, por pensar que ese “de” alude a la materia de las que están hechos el vaso, la copa, el plato, etc., estas palabras se emplean de forma parecida a las unidades de medida: señalan (aproximadamente) la cantidad de agua, jugo, café, etc., de la que se trata”.

Así que, decir o escribir vaso de agua, taza de café, vaso de jugo, plato de sopa o copa de vino, está bien dicho.

Por último, porque quiero contártelo pero no sabía en qué parte del post ponerlo, una consulta que le hice hace bastante tiempo a la fundación y me pareció interesante: el género de la palabra haba.

En singular y plural es femenino, solo que, cuando está antecedida por el artículo, este  pasa a masculino al ser haba un nombre y una palabra con acento tónico en la primera a: el haba, la buena haba, las habas. En este enlace se explica mejor.

Y ya está por ahora. Con esto que has aprendido hoy te sentirás El Libro Gordo de Petete. O Sheldon Cooper, que es más actual.

Laura Elena Vivas

@lauraelenavivas

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *