Dedicado a todos aquellos que traducen las partituras en un lenguaje común, reseñan la creatividad lírica, y que en varios casos, incluida esta pluma, se consideran “músicos frustrados”.

Los melómanos, esa extraña tribu que filtra lo que los artistas quieren transmitir a su público, algunos se vuelven productores, ingenieros de audio e incluso organizadores de festivales, comparten en su pasión ese profundo sentimiento y afición por la música. Así que te dejamos estos cinco rollos y algunos datos sobre sus sonidos.

  1. Empire Records (Estados Unidos, 1995)

Los “post-jóvenes” estacionados en los sonidos noventeros, seguramente vieron esta cinta dirigida por el cineasta y guionista canadiense Allan Moyle y protagonizada -en sus años mozos- por Anthony LaPaglia, Robin Tunney, Rory Cochrane, Renée Zellweger, Ethan Embry, Johnny Whitworth y Liv Tyler.

Respecto a la trama, como suele suceder en la batalla por conservar una pequeña tienda de música independiente que está a punto de ser convertida en una sucursal de la gran cadena Music Town, sus empleados harán lo imposible para conservar este recinto melómano, entre conflictos amorosos y otras cómicas secuencias.

La música estuvo a cargo de la firma A&M Records, con la participación de la banda de rock Gin Blossoms. También se incluyeron éxitos de grandes artistas como Better Than Ezra, Cracker, The Cranberries, Evan Dando, Toad the Wet Sprocket o The Martinis, creando una mezcla de rock alternativo, indie y pop.

Lo curioso de este rollo, es que fue escrito por Carol Heikkinen, un exempleado de la tienda número 166 de Tower Records en Phoenix, Arizona, quien también creara los guiones de Esa cosa llamada amor (1993) y Camino a la fama (2000). Tower Records cerró una década después del estreno de este filme noventero.

  1. School of Rock (Estados Unidos – Alemania, 2003)

Thomas Jacob “Jack” Black, es uno de esos actores incurables, cómicos, dementes y bastante rockeros, un discípulo de las cuerdas frenéticas, razones por las cuales el director de cine texano Richard Linklater, lo mandó llamar para hacer el papel del disfrazado profesor Dewey Finn.

El personaje de Finn, en realidad es un guitarrista un poco frustrado, con toda la filosofía del alto voltaje y un antropólogo del rock, quien toma el empleo de educar a los infantes de una secundaria, haciéndose pasar por maestro sustituto y quien impartirá la doctrina de estos alucinantes sonidos a sus pequeños aprendices.

Icónicos temas como “Highway To Hell” de AC/DC, “Touch Me” de The Doors, “Sunshine of Your Love” de Cream, “Iron Man” de Black Sabbath, así como otras joyas de David Bowie, George Benson, The Clash, The Who, Ramones y hasta el permiso de Led Zeppelin para que se usara “Immigrant Song”, ya que ésta banda es muy raro que permita que su música se escuche en alguna cinta, forman parte de la curaduría que Craig Wedren realizó para este rollo.

Algunos datos más son: que Sammy James Jr. escribió el tema original con el guionista Mike White; la banda de School of Rock liderada por Jack Black, lanzó su álbum homónimo el 30 de septiembre de 2003, y diez años más tarde en Austin, Texas, realizaron un concierto con la mayoría de los miembros originales que aparecieron en la película; en diciembre del 2015, se realizó una adaptación musical teatral en Broadway; mientras que la cadena de televisión Nickelodeon, estrenó el 12 de marzo de 2016 una serie basada en esta cinta.

https://www.youtube.com/playlist?list=PLUk4E6CzH41gmAzV8hgm3gMtAGvwkT5K0

  1. High Fidelity (Estados Unidos, 2000)

Basada en la homónima novela inglesa de 1995 del escritor Nick Hornby, protagonizada por John Cusack, Iben Hjejle, Jack Black, Todd Louiso y Lisa Bonet, bajo el lente del cineasta británico Stephen Arthur Frears, narra la historia de Rob Gordon, dueño de la tienda de discos Championship Vinyl, un melómano incomprendido con una extraña interacción con las mujeres y quien al final logrará recuperar a su chica.

Los guionistas D. V. DeVincentis, Steve Pink, John Cusack y Scott Rosenberg, lograron seleccionar setenta temas de 2 mil, al terminar con tan solo quince tracks en su banda sonora, donde aparecen nombres como el de Stevie Wonder, The Velvet Underground, Bob Dylan, 13th Floor Elevators, Stereolab y otros más. Mientras que el compositor canadiense Howard Shore realizó la música incidental.

  1. Almost Famous (Estados Unidos, 2000)

El nuevo milenio trajo esta genialidad fílmica que obtuvo una nominación en los Premios Grammy por “Mejor álbum de banda sonora para película, televisión u otro medio visual”, se colocó en el puesto 43 de los Billboard 200 y en el octavo de los Billboard Top Internet Albums en el año 2000.

Escrita y dirigida por Cameron Crowe, el rollo semi-autobiográfico sobre este cineasta, quien colaborara en su época de juventud para la revista Rolling Stone, nos lleva por las aventuras del adolescente reportero musical William -protagonizado por Patrick Fugit-, donde el entusiasta cronista, reseñará desde dentro la gira del grupo Stillwater, enamorándose de la “groupie” Penny Lane (Kate Hudson).

Mitad realidad y mito, la cinta es considerada un tributo a la lírica de gigantes como Yes, Rod Stewart, The Beach Boys, Elton John, Simon & Garfunkel o The Allman Brothers Band, así como secuencias que en realidad sucedieron dentro de la escena rockera.

  1. The Blues Brothers (Estados Unidos, 1980)

La banda sería conocida dentro del programa de televisión Saturday Night Live a finales de los setenta, como parte de un acto cómico musical, pero los cantantes, productores, así como actores John Belushi “Jake Blues” y Dan Aykroyd “Elwood J. Blues”, crearon este proyecto en 1978, allá en Chicago, Illinois.

En 1980, el director John Landis con el guion de los protagonistas, lanzan la película ubicada en Chicago, en colaboración con grandes maestros del blues, R&B y soul: James Brown, Cab Calloway, Aretha Franklin, Ray Charles y John Lee Hooker.

La comedia musical de estos hermanos bluseros, rebasó casi cuatro veces su presupuesto inicial, brindando un “revival” a la música negra, después del fallecimiento de Belushi en 1982, la banda se desvaneció, pero resurge en 1988 manteniéndose hasta nuestros días.

En 1998, nuevamente con la dirección de Landis, aparece en la pantalla grande Blues Brothers 2000, donde se ve por segunda ocasión a Aretha Franklin y James Brown, además de que participan nuevos artistas como Eric Clapton, Steve Winwood, Junior Wells, Lonnie Brooks, Eddie Floyd, Wilson Pickett, Isaac Hayes, Sam Moore, Taj Mahal y Jonny Lang, Blues Traveler y los Louisiana Gator Boys liderados por BB King. Aunque no tuvo el mismo éxito que la primera película, si sirvió como dedicatoria a John Belushi, Cab Calloway y John Candy.

Glen Rodrigo Magaña

@HomoEspacios / @glenrod85

Comparte esta publicación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *