Es aceptado comúnmente que alrededor de dos de mil mujeres experimentarán vaginismo. Sin embargo, el número pudiera ser mayor.

El ginecólogo Ariztoy Patxi se refiere a vaginismo a la contractura involuntaria de los músculos perineales, que imposibilidad el coito.

Existiendo dos tipos: El primario sucede cuando ocurre esta disfunción sexual durante la primera relación sexual. El secundario aparece posteriormente en mujeres que han practicado el coito durante años sin problemas y por una mala experiencia se dispara involuntariamente las contracturas de los músculos mencionados.

“El médico tratante debe evaluar cada caso en particular para conseguir la terapia adecuada. En tratamiento pocas veces es quirúrgico, básicamente es la combinación de desensibilización  con ejercicios de la zona mencionada con lubricación y plena participación de la pareja. Además de instrucciones de las mejores posiciones del acto sexual para minimizar el dolor” afirma Patxi.

Este es un problema silencioso en las mujeres y que en situaciones de estrés como las que se vive en el país se tiende agravar.

Según el ginecólogo Patxi, el apoyo psicológico es importante pues ayuda a  resolver los casos con mayor rapidez.

Otro punto importante es que la dispareunia es el dolor durante el coito y esto genera en muchos pacientes el vaginismo posteriormente y sus causas frecuentes son las infecciones vaginales, la endometriosis, tumores pélvicos y enfermedades del cuello uterino.

“Es por esto que el ginecólogo debe evaluar de manera completa y expedita cada caso en particular. En el caso de algunas mujeres durante la menopausia, el descenso de los niveles de estrógenos genera estreches del tercio medio de la vagina en forma de anillo y la cirugía vaginal está indicada, con un procedimiento ambulatorio y de pronta recuperación” recalcó el ginecólogo Patxi.

Números secretos

  • Se estima que aproximadamente un 0.17 por ciento de mujeres entre los quince y sesenta y cuatro años (más de 27,200) en el Reino Unido sufren de vaginismo. Además existe una incidencia más alta (0.49 por ciento) [de vaginismo] entre mujeres entre los quince y veinticuatro años, que representa el usual periodo en la vida de la mujer cuando intenta tener coito por primera vez” en Latinoamérica
  • Mientras que en Estados Unidos el 18% tienen menos de 25 años. Esta cifra pudiera ser mucho mayor si el padecimiento fuese mejor entendido y adecuadamente diagnosticado en una edad más temprana.
  • 53% están entre los 26 y 35 años de edad
  • 26% están entre los 36 y 50 años de edad, incluyendo mayormente a mujeres que se casaron más tarde en la vida o aquellas que han estado en matrimonios no consumados por muchos años, sufriendo en silencio antes de buscar ayuda.
  • La recopilación de estadísticas confiables sobre la incidencia del vaginismo es obstaculizada por muchos factores, tales como:

    A causa de la pena y vergüenza muchas mujeres no buscan ayuda.

    Algunas mujeres son diagnosticadas incorrectamente y no reciben el tratamiento adecuado (o no son contadas). Lamentablemente, algunas se resignan a una vida que carece de una relación sexual, pensando que nunca podrán recibir ayuda.

NP/ Cox Public

Comparte esta publicación