Pasa, que si te gusta probar sabores, lo de comenzar el único día de descanso de la semana que tienes comiendo rico es una buena forma de iniciar la jornada.

Pasa, que si además eres melóman@, el chute de energía que sentirás escuchando en directo canciones tan poderosas como Aleluya a ritmo de góspel te dejará una sonrisa para el resto del día.

Y si resulta que todo lo anterior se da en un sitio agradable donde los anfitriones te tratan bien, la cuestión es para recomendar…. ¿a que sí?

Te cuento. Toma nota.

By The Way

La fachada de By The Way

Me invitaron a conocer el brunch de By The Way. Se trata de un restaurante que ya existía, pero que a partir de este año, y con la incorporación de nuevos socios, está ampliando su oferta gastronómica con la incursión de eventos los fines de semana a diferentes horas.

Es un chalet en la zona de Arturo Soria, un edificio de 3 plantas y espacios abiertos donde la música tiene una especial participación.

El brunch por su parte ya sabes que se ha puesto de moda en Madrid en los últimos años. Normal, lo de levantarte tarde los sábados y domingos e irte a comer rico por ahí está muy bien, además de que, lo que se inventa en Nueva York siempre tiene repercusión en el resto del mundo.

Total, que me invitaron y me fui a probar con mi hermanito, ya lo he mencionado otras veces en este blog.

Nos sentaron a una mesa de la planta de abajo, donde está el pequeño escenario, aunque como el local es abierto en el centro, la música la vas a disfrutar en cualquier punto del lugar.

Esperamos a que comenzara el concierto para iniciar el brunch. Qué pasada.

Los chicos de Black Live Góspel Choir

El grupo que cantó se llama Black Live Góspel Choir, dirigido por Rebeca Rods, cuatro cantantes y una pianista como acompañamiento.

Me encantó, cada uno tenía un vozarrón, aunque a mí particularmente me conmovió la interpretación de una de las chicas cantando Aleluya, ufffff.

Fueron interpretando canciones unas tras otra durante más de una hora, canciones rítmicas y otras más suaves pero todas versionadas con gusto y mucha energía. Tienes que escucharlos.

Mientras tanto nosotros íbamos comiendo.

Focaccia y tortilla

Al principio, cuando leí los platos del brunch pensé que sería poco. Pero no. Terminé llena, llena. Comienzas con una tortilla individual deliciosa, poco hecha por dentro y con cebolla caramelizada, que puede ir también con jamón o trufa. Iba en el plato junto a una focaccia de jamón ibérico y pesto rosso que estaba riquísima. Estos dos fueron mi favorito.

Tabulé y minibrioche (sí, la foto no me quedó muy bien que digamos…)

El siguiente era un rico tabulé (el plato libanés con sémola de trigo y hortalizas) con salmón ahumado y dados de queso feta y un minibrioche de cerdo asado con salsa especiada barbacoa.

De postre, yogur griego con frutos rojos y sirope de arce. El brunch incluye una bebida y cuesta 20 euros.

Junto a lo que te estoy contando, la atención, esos detalles de personas para personas que son los que hacen que una experiencia en un restaurante -con toda la oferta que hay en Madrid- sea diferente. Alejandro, uno de los dueños, estaba pendiente de todo, de un lado para otro en el local.

Amelia, la jefa de cocina, se acercó al final del evento a nuestra mesa para hacernos unos comentarios después de que mi hermano les hiciera una sugerencia a modo de crítica constructiva.

A mí me pareció excelente: preocuparse por las personas que están sentadas a tu mesa. Trabajo en hostelería y sé lo importante que es eso (aunque no quiera decir que no meta la pata), y cómo valora el cliente sentirse atendido.

By The Way, además de su actividad diaria como restaurante, se presenta como un lugar en el que se pueden organizar eventos para empresas o particulares; tienen pantalla y diferentes ambientes.

El concierto del brunch finalizó con la canción Ain´t no mountain high enough, de Marvin Gaye, y nos pusimos a hacer palmas para acompañar el coro… Comida y música es una buena forma de comenzar un domingo.

Te recomiendo el brunch de By The Way.

Laura Elena Vivas

@lauraelenavivas

Comparte esta publicación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *