Google ha informado que no renovará su contrato por el proyecto Project Maven con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en 2019, en el cual utilizaba inteligencia artificial para analizar videos capturados por drones.  Así se retracta de un negocio de la guerra que estaba causando controversia por los vínculos tecnológicos entre Silicon Valley y el Pentágono.

El gigante tecnológico abandonará Project Maven en marzo de 2019 cuando expire el contrato de 18 meses.

En mayo de 2018 los empleados del legendario buscador a través de un carta abierta publicada por medios como New York Time, cerca de 3.100 empleados firmaron para dirigirse directamente a Sundar Pichai, CEO de Google, pidiéndole que dejara de colaborar para perfeccionar los sistemas de inteligencia artificial del Departamento de Estado.

“Y es que Google se ha enfrentado a las críticas de la opinión pública y a la renuncia de empleados porque se oponen a que esta compañía ayude a desarrollar herramientas tecnológicas que podrían ser utilizadas durante las guerras”, explicó Entrepreneur.

Argumentan que el polémico proyecto militar contradice directamente el famoso lema “No seas malo” que utiliza la firma tecnológica.

El Pentágono ha recorrido a estos aliados tecnológicos en su afán de utilizar la inteligencia artificial y deep learning para que los drones militares procesen las imágenes obtenidas.

Google incluso se ha comprometido en anunciar nuevos principios éticos sobre el uso de la inteligencia artificial.

LaRed.com

Comparte esta publicación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *