Brillo tlaxcalteca

La “Cuna de la Nación” y el estado más pequeño de la república mexicana cuenta con tres destinos llenos de magia, arquitecturas medievales y un espectáculo de luces naturales. El segundo pueblo mágico de Tlaxcala, que posee pinturas rupestres que datan del 10 mil a.C., una clara influencia prehispánica en sus sabores, 109 edificaciones históricas y otros encantos del periodo colonial; mientras que un novedoso poblado del municipio de Nativitas, expone sus construcciones medievales, una novelesca campiña europea en México, que te enamorará con su cocina y actividades al estilo del viejo continente; para culminar este artículo, un luminoso santuario, escondido entre el bosque de Nanacamilpa.