Ayllu y sus dos años de viaje

Vendedores ambulantes ofrecen ollas de barro o de metal, empanadas, mientras otros buscan unas monedas lustrando el calzado. Así es el ambiente de esta estación de tren, donde tres personas (dos mujeres y un hombre) están esperando un transporte que les lleve a mejorar su presente, buscando un futuro que les haga olvidar su pasado. Pero a veces, el pasado y el presente se confabulan para que el futuro no sea lo que queremos, ni lo que esperamos, pero así es la vida o la Ayllu.

“AYLLU”

Se contentan al llegar el tren que los conducirá a un nuevo futuro y se suben con sus maletas, bolsas, enseres, buscando sus lugares y siguen conversando, lo que permite conocer que van desde la Puna hacia al ingenio Ledesma, donde al parecer hay trabajo, por la época de la caña, de la zafra. El trabajo es duro, hay calor en la zona, no como la brisa fresca de la Puna, pero es donde se puede conseguir dinero con el trabajo y hacia allá se dirigen.