¡Caracha negro!… que falta nos haces

“La primera canción que yo aprendí a tocar en mi vida fue “Luna de Margarita”. Yo aprendí a tocar el cuatro a los 7 años… seis y medio a los 8 ya me sabía esa canción y me cargaban como un monito por todas partes para que la tocara y cantara. Me llegaron a poner Luna de nombre, hasta que mi papa se molestó. “El no se llama Luna, él tiene su nombre” decía mi papá. Qué me podía yo imaginar que con el tiempo iba a estar con Simón Díaz tocando en Venezuela en muchos sitios”.

100 años que enorgullecen musicalmente

“El Alma llanera: cien años de compases que despiden la fiesta” es el nombre del foro que este jueves 30 de octubre se realizará en la Plaza Los Palos Grandes. El foro es parte del proyecto Esquina de Ideas, organizado por Cultura Chacao.

Como “La Tempestad”, la vida es un constante movimiento

“La Tempestad” unió el arte visual de Jacobo Borges, con el canto lirico de su hija Ximena Borges, para presentar una experiencia viva, para evitar aquello de “mientras más lejano en el tiempo es un libro, una obra de arte una pieza musical, más miedo y respeto le tenemos”. ¿Quiere saber de qué trató este espectáculo?, siga leyendo.