Como “La Tempestad”, la vida es un constante movimiento

“La Tempestad” unió el arte visual de Jacobo Borges, con el canto lirico de su hija Ximena Borges, para presentar una experiencia viva, para evitar aquello de “mientras más lejano en el tiempo es un libro, una obra de arte una pieza musical, más miedo y respeto le tenemos”. ¿Quiere saber de qué trató este espectáculo?, siga leyendo.