Bebidas heredadas

Destacamos tres bebidas para tu paladar: la primera fue heredada por los asiáticos y que llegaría a nuestro país gracias a los galos, la cual es de gran popularidad durante fechas decembrinas; nuestra segunda bebible sugerencia, llegó a México en el periodo colonial y actualmente portamos el primer sitio en exportación a nivel mundial; para cerrar este refrescante artículo, un elixir milenario extraído del maguey.

Brillo tlaxcalteca

La “Cuna de la Nación” y el estado más pequeño de la república mexicana cuenta con tres destinos llenos de magia, arquitecturas medievales y un espectáculo de luces naturales. El segundo pueblo mágico de Tlaxcala, que posee pinturas rupestres que datan del 10 mil a.C., una clara influencia prehispánica en sus sabores, 109 edificaciones históricas y otros encantos del periodo colonial; mientras que un novedoso poblado del municipio de Nativitas, expone sus construcciones medievales, una novelesca campiña europea en México, que te enamorará con su cocina y actividades al estilo del viejo continente; para culminar este artículo, un luminoso santuario, escondido entre el bosque de Nanacamilpa.

Arenales coahuilenses

En este recorrido por el estado de Coahuila, reseñamos dos de sus pueblos mágicos: el primero es catalogado como la “Galápagos” mexicana, esto debido a que existen especies y organismos que guardan algunos secretos de la Tierra primitiva, también es la entidad que viera nacer a un afamado personaje de la historia de México y un místico oasis en medio del desierto. Nuestro segundo destino, es conocido por las leyendas de sus arenales, la joya de la Comarca Lagunera, tanto que sus dunas han aparecido en varias películas.

Endulzados mexicanos

Tres postres populares de México es lo que preparamos para este endulzado artículo. Desde que la gastronomía mediterránea llegó a México en el periodo virreinal… una delicia que era conocida como “puñuelo”; para los melosos, un tradicional antojo originado en tierras tlaxcaltecas y poblanas; para cerrar con una dulce herencia europea, traída por los peninsulares y que tomara importancia en la cocina de la Ciudad de México.