Un Jueves de Comadres al que le faltó los efectos de la chicha

Dicen que una vez al año no hace daño y – por eso – aprovechando la llegada del carnaval las mujeres se reúnen para unirse, fomentar las relaciones, celebrando con harina, albahaca y chicha, todo mezclado con alegría, colores, complicidad, secretos y hasta revelaciones.

Todas en una… y Una Más

Ella debía conformarse con leer todo aquello cuanto caía en sus manos, libros, libros y más libros, pero dentro de las cuatro paredes de su casa o habitación. Leyó tanto que ahora usa lentes y se le conoce simplemente como la Lectora, así, sin nombre ni apellido.