Estado de México… boscosa artesanía

Alternativas turísticas mexiquenses. La magia boscosa de la “Puerta de provincia”, que cuenta con varias presas, centros vacacionales y hasta pueblos sumergidos; mientras que la riqueza alfarera de un poblado urbano cerca de Toluca, nos invita a conocer su arquitectura sacra y otros artesanales encantos.

Respiro mexiquense

Dos pueblos mágicos del Estado de México, nos pueden otorgar un respiro para alejarnos del estrés. El primero, es bastante conocido por sus balnearios curativos, además cuenta con unas grutas donde se escuchan bandas de jazz y otros sonidos de cámara, así como sus construcciones coloniales y algunos sitios arqueológicos. Nuestra segunda opción, es una pequeña localidad envuelta por leyendas, cascadas, una presa y otras reconfortantes atracciones.

Arenales coahuilenses

En este recorrido por el estado de Coahuila, reseñamos dos de sus pueblos mágicos: el primero es catalogado como la “Galápagos” mexicana, esto debido a que existen especies y organismos que guardan algunos secretos de la Tierra primitiva, también es la entidad que viera nacer a un afamado personaje de la historia de México y un místico oasis en medio del desierto. Nuestro segundo destino, es conocido por las leyendas de sus arenales, la joya de la Comarca Lagunera, tanto que sus dunas han aparecido en varias películas.

Guanajuato… con estilo virreinal

La magia de dos poblados guanajuatenses encantan a este artículo, donde mencionaremos la primera ciudad fundada en este estado, sus edificaciones conventuales, algunas de sus arquitecturas monacato femenino, su famosa artesanía y la hermosa vegetación del Valle de Guatzindeo; mientras que entre los recuerdos coloniales, un pequeño poblado del municipio de Purísima del Rincón, considerado en la época de Don Porfirio Díaz como el “Granero de México” y cuenta con una enorme hacienda que data del siglo XVII, un templo estilo gótico, varios rincones ecoturísticos y otras delicias.

Colores poblanos

Dibujados en la Sierra Norte de Puebla, dos montañosas poblaciones son la inspiración entintada de este artículo homoespaciero. Recorreremos “Sobre las nueve aguas” un encanto natural entre serranías, artesanías navideñas, el único quiosco construido completamente de madera en nuestro país, una escultura sacra monumental y otros embelesos. Mientras que una pequeña localidad poblana conocida como el “Jardín de la Sierra Norte”, presume su enigmático Cerro Cabezón, sitio de leyendas, ecoturismo y construcciones novohispanas.