Tapas sabrosas en el centro de Madrid: Inclán Brutal Bar y Rosi la Loca

El hombre caminaba sin demasiada consciencia, según cuentan, durante sus andaduras nocturnas, y cuando atravesaba el callejón se detenía en los dos espejos que había. Uno era cóncavo y el otro convexo, y tenían la virtud de deformar a las personas al completo. A Ramón María del Valle-Inclán le pareció que esos espejos situados en el callejón del Gato no deformaban simplemente. Reflejaban el mundo que lo rodeaba, demostraban el esperpento de la vida.

La Pulpería del Peregrino

Hace unas semanas conocí un restaurante aquí en Madrid. Nunca había ido porque está en una zona que no frecuento, Hortaleza. Me habían invitado a probarlo y fue la razón perfecta para quedar con mi hermano para comer, los dos tenemos unos horarios complicados (él ya sale hasta en la tele), así que somos un pequeño desastre. El lugar se llama La Pulpería del Peregrino.