El mundo es una mierda… pero igual “Quería taparla con algo”

Cinco hombres con nombres de animales: el Mono, la Cabra, el Tucán, la Hiena y el Pescado son trabajadores de un taller, de ¿qué? poco importa – aunque parece ser que lo de ellos son los motores del ferrocarril y se sienten orgullosos de su oficio – pero lo que en realidad tiene relevancia es que ellos cada noche entran a un “cuarto” donde se transforman en verdaderas bestias sedientas de violencia y sexo.

“Fu, Fa, Fus”: la coleccionista de palabras

La historia de Catalina no es la de cualquier coleccionista, porque ella es una profesional en lo que hace y ella colecciona palabras: Grandes, chicas, gordas, flacas, altas o bajas, todas caben en su red y en su bolso donde las guarda para luego darle uso.

Un foro sobre la crisis lleva a la Zona de Oscuridad teatral

El teatro siempre tiene cosas que decir, por eso a veces se le considera un arte molesto – porque toca temas que no siempre son fáciles de digerir – pero los mensajes que se envían desde el escenario deben ser claros y entendibles, porque de lo contrario pueden generar ruido y distorsión.

Evocaciones de nuestra niñez con los cuenteros jujeños

Sentarse a los pies del abuelo, mientras el fuego consume las leñas en la hoguera, es una imagen que nos evoca nuestra niñez, a esa magia que nos llevaba a otros paisajes, mundos insospechados y nos arrullábamos con la voz que nos relataba una historia, leyenda o una anécdota de nuestro antepasados.