Algo va a pasar… por Saturno

Dice un refrán que el casado casa quiere así que no es nada raro que esta pareja se mude de su ciudad natal para conseguir un futuro mejor, un lugar al que llamar hogar. Lamentablemente, no siempre las buenas intenciones bastan, porque – a veces – el mal logra triunfar.

Nada es lo parece ser en el Misterio de las cosas

Un refrán asegura que “La basura de uno puede ser el tesoro de otro”, lo que no deja de ser cierto viendo el espectáculo “El Misterio de las cosas” donde los objetos inanimados, que usamos todos los días en nuestro hogar pueden cobrar vida y ofrecer un espectáculo teatral.

Ayllu y sus dos años de viaje

Vendedores ambulantes ofrecen ollas de barro o de metal, empanadas, mientras otros buscan unas monedas lustrando el calzado. Así es el ambiente de esta estación de tren, donde tres personas (dos mujeres y un hombre) están esperando un transporte que les lleve a mejorar su presente, buscando un futuro que les haga olvidar su pasado. Pero a veces, el pasado y el presente se confabulan para que el futuro no sea lo que queremos, ni lo que esperamos, pero así es la vida o la Ayllu.

El mundo es una mierda… pero igual “Quería taparla con algo”

Cinco hombres con nombres de animales: el Mono, la Cabra, el Tucán, la Hiena y el Pescado son trabajadores de un taller, de ¿qué? poco importa – aunque parece ser que lo de ellos son los motores del ferrocarril y se sienten orgullosos de su oficio – pero lo que en realidad tiene relevancia es que ellos cada noche entran a un “cuarto” donde se transforman en verdaderas bestias sedientas de violencia y sexo.